domingo, 9 de noviembre de 2008

Tu recuerdo..



A veces me llega de ti nostalgia y melancolía y tu recuerdo me invade llenándome de dudas. Recuerdo tus labios, tu mirada, tu sonrisa y aquel duende en tus ojos que en tu cara se extendía. Recuerdo tu cuerpo que con sólo mirarlo me prendía. Tras tus pasos yo era como barco a la deriva. Tu madurez sonriente con esa juventud mía que hecha de coplas y amor un corazón te ofrecía. En la oscuridad de la noche y en la claridad del día apareces en mi mente con esa misma sonrisa y tu recuerdo me invade llenándome con más dudas. Me levanto de mi cama, miro tu fotografía y pienso, todo fue un sueño que me robó la vida....

2 comentarios:

Maribel dijo...

Querida Carmen, desde el cielo espeso de nubarrones siempre hay un destello de luz para que tú amiga mires por él y veas que siempre hay un rayito de esperanza por el cuál luchar, ánimo bonita que TU puedes y ya te llegará el día en que rias la última, no lo dudes wapaaaa

Carmen dijo...

Uys Maribel, si te digo la verdad me importa poco si hay o no ya para mí ese rayito de esperanza puesto que hace muuuucho tiempo que vivo al día, hasta hace algún tiempito atrás creía en los reyes magos, ahora estoy de vuelta de todo, lo único que le pido a Dios, a mi Santina y a mis padres a los que siempre les tengo puesta una velita, es que hagan que lo que me reste de vida, sea mucha o poca (lo que Dios quiera) sea sin más sufrimientos, sin nada que pueda perturbar mi día a día. Quiero una madurez tranquila, lo que desde hace años no siento por uno u otro motivo (tú lo sabes). Con eso ya me doy por satisfecha, no pido más de lo que tengo si no está para mí, pero tranquilidad, serenidad y sosiego sí, lo voy necesitando y mucho.