jueves, 23 de abril de 2009

Un poquito de mi ciudad..




El Teatro Campoamor punto Cultural de Oviedo, donde se hace entrega de los premios Príncipe de Asturias..


Foto de Antonio Alba .-




Woody Allen en la calle Milicias Nacionales, próxima a la calle Uría situada en pleno centro de la ciudad..

Foto de Noemy García García .-

La Plaza de Trascorrales, muy cercana al casco antiguo..

Foto de spain.agnesscott.edu/trascorrales.jpg



Iglesia Prerrománica de Santa María del Naranco del siglo IX en Oviedo..

Foto de "Harapos"



Plaza de la Escandalera, situada entre el campo San Francisco, el Palacio de la Junta General del Principado y el Teatro Campoamor. De espalda una de las esculturas del famoso Fernando Botero, "La maternidad"..

Foto de boto_mix


Iglesia Prerrománica de San Julián de Los Prados..



La Catedral de Oviedo, de estilo gótico a la que se puede visitar y ver sus maravillosas reliquias..

Foto de Luis M Lafuente.-





La mítica Iglesia de San Miguel de Lillo del siglo IX..

Foto: Joseasn




Plaza Porlier de Oviedo, con la escultura de Úrculo “El Regreso de Williams B. Arrensberg”

Foto de Antonio Alba


Mercado del Fontán con la escultura de "Las Vendedoras" muy cerca del casco antiguo, de la Catedral y del Ayuntamiento..






Y como no mencionar la famosa bomboneria "Peñalba" (por aquello de ser una terrible adicta al buen chocolate..) he probado de algunas ciudades sus bombones típicos pero sin dejarme llevar por la pasión, éstos son los mejores que he probado, prueba de ello es la fama que ha ido adquiriendo con los años ésta casa y que data sus comienzos desde 1930.

Por supuesto tiene muchas otras exquisitas especialidades que a los golosos como yo se nos ponen los ojillos al bies.. ;)



Esta es una pequeña muestra, seguiré más adelante..

Si cualquier autor de las fotos (encontradas en la red) requiere que se eliminen,
no tiene más que comunicármelo..

2 comentarios:

Alberto Gonzalez Alvarez dijo...

La escultura "El Regreso de Williams B. A. del escultor URCULO

Úrculo era amigo de Williams B. Arenseberg, a quien le seguía la leyenda de escritor arisco, insociable, solitario y gran viajero. Pocas veces se le vio en público y no se dejó fotografiar jamás. Ni siquiera le importaba el creciente interés de los lectores por sus textos. Nadie osó dibujarlo físicamente, y convirtió en invisible su enorme estatura de dos metros, el rostro hosco, su espeso y ancho bigote, la cabeza pequeña de pelo cano, cubierta siempre con un sombrero de viajante, regalo de Arthur Miller. Pero dio permiso a Úrculo para convertir su recuerdo en una escultura que lo inmortalizara físicamente.

Esta obra guarda innumerables incógnitas: ¿De dónde viene y a dónde se dirige?, ¿llega o se va?, ¿dónde está…en una estación, en un andén, en la puerta de un hotel?, ¿cuántos países habrá visitado?, ¿qué guarda en todas esas maletas y en el baúl en el que se apoya…..libros, papeles, recuerdos…?.

Esta escultura está dedicada a Williams B. Arrensberg, pero sin duda, está asimismo dedicada a todos y cada uno de los viajeros.

Un saludo de ALBERTO GONZALEZ
en Flickr o google respondo a albertomosaicos.

Çαгмεη.- dijo...

- Gracias por la aportación Alberto.

Un saludo.-