lunes, 3 de julio de 2017

Reflexionando..

Mi reflexión en voz bajita: Yo no esperé ni espero nada de nadie pero no por ello me siento feliz, jamás he dejado que nadie me humillara aunque alguna vez se ha intentado. Los gritos no son de cobardes, son momentos que no se pueden remediar en un momento puntual, yo los he dado (quién no..!) y no me siento cobarde por ello. Mis fracasos son sólo y únicamente míos, no culpo a nadie de ellos pero no creo que nadie los merezca tener, sería cuestión de tener una segunda vida para no volver a errar. Rendirme..? jamás, pero después de mucha lucha con unas cosas y otras es inevitable desear más la muerte que la propia vida..





"Siempre me siento feliz, ¿sabes por qué? Porque no espero nada de nadie, esperar siempre duele. Los problemas no son eternos, siempre tienen solución, lo único que no se resuelve es la muerte, así que no permitas que nadie te insulte, te humille o te baje la autoestima. Los gritos son el arma de los cobardes de los que no tienen la razón. Siempre encontraremos gente que te quiere culpar de sus fracasos y que olvida que cada quien tiene lo que se merece.......Por eso disfruta la vida por que es muy corta, por eso ama, se feliz y siempre sonríe, solo vive intensamente y recuerda: Antes de discutir respira, antes de hablar escucha, antes de criticar examínate, antes de escribir piensa, antes de herir siente, antes de rendirte intenta, antes de morir...Vive.."



No hay comentarios: