sábado, 20 de marzo de 2010

El Rasty..

Hoy traigo hasta aquí a esta preciosidad, es el perrito de mis primos, el Rasty. Un regalo que le hizo mi primo a su mujer hace dos años (creo..) por sorpresa, siempre paseaban por delante de la tienda donde estaba expuesto y ella me contaba que sentía que la miraba de una manera especial, hasta que en su cumpleaños mi primo decidió darle la sorpresa, cuando mi prima llegó a casa no lo podía creer y desde entonces es el amo y señor de toda la familia. Me muero por él, es gracioso, inquieto, cariñosisimo, en fin, en tres palabras me vuelve loca. Da igual si pasa tiempo en verme, cada vez que voy a su casa es una locura, es pura pólvora, si se le pide un beso y le acercas la cara mete unas lengüetadas que apenas le queda un sitio por lamer, vamos que te hace un lifting facial al segundo. Es increíble lo mucho que se les puede llegar a querer, además, yo siempre fui de las que dije que cuanto más conocía a las personas más quería a mi perro por su nobleza, cariño, lealtad y la alegría con que te reciben cuando llegas a casa, no hay nada que lo pueda superar. Echo mucho de menos a nuestro pastor alemán, el Bull (se murió hace años..) me encantaría volver a tener un perro y aunque ahora no es muy factible tenerlo, no alejo la idea de que algún día lo pueda volver a tener, una cosita como esta no puede molestar a nadie en una casa. De momento me conformaré con ver a mi "sobrino Rasty" de vez en cuando y dejar que me babee todo lo que quiera y másss..



¡Ay que cosa tan lindaaa Señor, con su abriguito y todo...!

Cαrмєn.-

2 comentarios:

Rocio (Piuchi) dijo...

que preciosidad apaaa!!! si es que los animales son adorables, ya se que a ti los gatos no jajaj pero si te gustan los perrinos uno te haría mucha compañía, el Rasty es precioso!!! besitos

Mє llamo Cαrмєn.. dijo...

- ¿¿¿Verdad que sí Roci??? es una lindura, me vuelve loquita cuando voy a casa de mis primos. ¡Como llena la casa un bichin así..!
Ya lo creo que hacen compañia apa, pero por el momento ajito y agua.. :(
Ummmm los gatinos ya lo sabes, ni verlos delante, ya te conté las odiseas que me pasaron y desde entonces es un repelús lo que me dan que no puedo con ellos, me supera.........

Mil besos apaaaaa..